Lo difícil de ser mimo

Tengo una predilección exagerada por los espectáculos de los mimos, sobrios, elegantes, divertidos, exactos, el humorista perfecto para esos momentos donde solo queremos ver talento puro, y estar inmersos en sus movimientos. Recuerdo que de pequeño era de lujo ir los domingos con mi abuela a la plaza y antes de irnos a casa ver […]

Share