¿Existen realmente los préstamos sin intereses?

Publicado el 11 March 2018
Archivado en Economía | Comments Off on ¿Existen realmente los préstamos sin intereses?

Cuando pensamos en pedir un préstamo automáticamente tenemos en cuenta los intereses que nos van a cobrar por ello. Probablemente sea esta la razón que frena a algunos de los consumidores a la hora de solicitarlo. Sin embargo, ¿podemos creernos a los bancos y empresas que nos aseguran que prestan dinero a cambio de nada?

 

Según los expertos de Milcreditosrapidos.com, comparador online español de productos y servicios financieros, los micropréstamos sin comisiones son una realidad. Sin trampa ni cartón. Este tipo de créditos que se solicitan a través de la plataforma web de las entidades bancarias y cuyo demandante recibe la cantidad de dinero solicitada –inferior siempre a 600€– en tan sólo unos minutos tras hacer la petición, no tienen comisión alguna. Según explica Inés Castillo, redactora financiera de Milcreditosrapidos.com, los créditos gratuitos son posibles gracias a la política que emplean algunas entidades financieras para destacarse de la competencia y aumentar su cuota de mercado.

 

Ante el aumento progresivo de la demanda de dinero prestado, los bajos tipos de interés y la buena aceptación de los créditos rápidos online, cada día nacen más compañías y bancos dedicados a los micropréstamos, un sector que en España mueve alrededor de 200 millones de euros en multitud de operaciones que no superan los 600€. Con la gran competencia de empresas del sector existente hoy en día en el mercado, muchas entidades han buscado vías alternativas para captar clientes como la puesta en marcha de campañas para ofertar préstamos sin intereses y sin comisiones.

 

Como aviso al consumidor, desde Milcreditosrapidos.com advierten de que los préstamos sin intereses deben ser totalmente gratuitos, ya que no incluyen gastos de ningún tipo (0% TAE). “Es conveniente prestar atención a la hora de firmar las condiciones del préstamo que contratamos que, aunque no tenga intereses (0% TIN) puede ocasionarnos gastos adicionales o comisiones que no hemos tenido en cuenta a pesar de estar recogidas en las condiciones del contrato, posiblemente en la letra pequeña”, señalan desde el comparador online.

 

VENTAJAS A LA VISTA

 

Los beneficios  del consumidor a la hora de solicitar online un microcrédito son varios: es rápido, cómodo y sin necesidad de presentar ningún tipo de aval. Con ello, el solicitante se ahorra los arduos trámites de entrega de documentos y el tiempo que conlleva la concesión de un crédito en la entidad bancaria.

 

Pero a pesar de las facilidades de pedir un minicrédito online, los expertos avisan de que se debe tener en cuenta que las empresas financieras y entidades bancarias que ofertan estos productos no mantienen los préstamos al 0% de forma permanente, ya que estas acciones pueden incluso formar parte de una campaña puntual para aumentar el número de clientes. Las condiciones de los préstamos pueden cambiar muy rápidamente y por ello es muy recomendable comparar el mayor número de préstamos y sus condiciones en tiempo real.

 

MUJERES JÓVENES, LAS PRINCIPALES SOLICITANTES

 

De entre los usuarios solicitantes de este tipo de minicréditos destaca el público femenino. Según datos de Milcreditosrapidos.com, son mayoritariamente mujeres de entre 25 y 45 años las que más demandan estos préstamos, y más del 80% de los solicitantes trabaja por cuenta propia, el 5% de ellos, autónomos. En cuanto al importe solicitado, el comparador online señala que la cantidad medios de este tipo de préstamos son 237€, mientras que, por lugar de residencia, las comunidades autónomas que aglutinan mayor número de solicitudes son Madrid y Cataluña, lugares que acaparan más del 40% de los minicréditos solicitados. Cabe destacar que la aprobación de préstamos alcanza el 47% de las solicitudes, debido a que suele ser necesario disponer de unos ingresos regulares, como la nómina o la pensión, que respalden la solvencia del cliente.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.