Cómo conseguir que alumnos de ESO hagan en el colegio proyectos dignos de un ingeniero

Publicado el 24 April 2017
Archivado en Educación | Comments Off on Cómo conseguir que alumnos de ESO hagan en el colegio proyectos dignos de un ingeniero

Las familias saben que un buen futuro profesional puede pasar por carreras tecnológicas o ingenierías para sus hijos. Además, a los jóvenes les atrae lo tecnológico y los artilugios mecánicos y eléctricos y la programación suponen un reto atractivo para su mente. Sin embargo, las empresas y la sociedad están preocupados por la creciente ausencia de vocaciones tecnológicas entre los jóvenes.

La solución a este problema pasa por incluir la programación en la educación escolar. La administración lo sabe y ha creado cursos oficiales de programación y robótica para la ESO. Los colegios y profesores han afrontado este importante reto con entusiasmo y mucho interés. Sin embargo, los esfuerzos chocan con la falta de formación previa de los profesores de tecnología, que en pocos casos son informáticos de carrera y deben enseñar un temario muy completo y ambicioso sobre el que no son expertos. 

Ante esta situación emprendedores españoles han lanzado STEM SCHOOL IN-A-BOX, un método que permite a los colegios ofrecer la asignatura de la ESO de programación y robótica y que sus alumnos realicen, entre otras cosas, proyectos de Internet de las Cosas (IoT), domótica, telecomunicaciones y ciudades inteligentes o servidores Web en escenarios y con conceptos similares a los que se tratan en algunas ingenierías y cubriendo el currículo oficial.

Este método es una solución para que cualquier profesor, sea cual sea su experiencia previa, pueda dar una buena clase de programación y robótica. Aporta un material de aula accesible de manera online basado en proyectos y en la pedagogía activa y que cubre el temario oficial, desde proyectos muy sencillos hasta proyectos de telecomunicaciones, domótica o Internet de las Cosas.

“Para impartir clases con este método no es necesario ser programador, basta saber leer y pensar un poco. Los colegios con los que trabajábamos nos pedían que formásemos a sus profesores, pero es imposible formar desde cero a un profesor competente de programación y robótica en las 20 o 40 horas que a lo sumo teníamos”, explica Antolín García, CEO de la academia tecnológica ConMasFuturo.com y fundador del proyecto STEM SCHOOL IN A BOX.

Según García, “la solución era quitar el foco de la formación y ponerlo en los materiales. Con nuestro método el profesor y los niños van siguiendo un material de aula paso a paso, sesión a sesión, que guía al niño hasta los objetivos oficiales a través de retos y proyectos prácticos. El profesor tiene un solucionario pero la gracia es dejar que los niños piensen y se ayuden entre ellos. El papel del profesor no es el del experto que explica sino el del moderador. Eso es mucho más realista que preparar la asignatura por completo desde cero”.

El método incluye el uso gratuito del simulador oficial CISCO. Según uno de los autores del método, José Antonio García Cañizares, Instructor Oficial del programa CISCO Networking Academy, “con ese simulador los niños pueden crear una ciudad inteligente, crear una red de área local, una casa domotizada…. Ni el colegio más rico del mundo podría pagar un equipamiento remotamente parecido. Con nuestro método en cambio, es gratis”.

UNA ACREDITACIÓN PARA NIÑOS Y JÓVENES PROGRAMADORES

Uno de los pilares del método STEM SCHOOL IN-A-BOX es que los alumnos pueden acreditar sus competencias tecnológicas mediante unos exámenes, al estilo del First Certificate en inglés. Estas pruebas están avaladas por la Escuela de Ingeniería de la Universidad CEU San Pablo y Cisco Networking Academy. El método incluye los derechos de examen de este Pasaporte Tecnológico Juvenil.

“Con esta acreditación en realidad lo que estamos sometiendo a examen es al método, no al alumno”, dice Antolín García, que añade: “En algunas ocasiones los padres están tranquilos pensando que sus hijos están recibiendo clases de programación y en realidad les están dando gato por liebre. Algunas clases sólo están cubriendo el 10% del temario oficial. Si fueran las clases de inglés o matemáticas, no permitirían algo así”.

Una manera de verificar que sus hijos aprenden es acreditar sus conocimientos con exámenes oficiales como el título Pasaporte Tecnológico Juvenil.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.