Enoturismo: Aprendiendo sobre vinos

Publicado el 13 April 2017
Archivado en fines de semana, Gastronomía, Ocio | Comments Off on Enoturismo: Aprendiendo sobre vinos

El enoturismo ya no es solo visitar una bodega, probar y comprar vinos, el enoturismo hoy tiene otro propósito, es el de oferta de turismo de calidad, principalmente en países productores de vino como España, Chile, Argentina, México, Italia, Francia, ofreciendo una oferta muy diversa.

El abanico de opciones entorno al enoturismo es muy diverso, desde paseos por preciosos viñedos en época de vendimia disfrutando la belleza del paisaje, hasta la posibilidad de presenciar y aprender los procesos de elaboración del vino, visitar el interior de cada bodega, degustarlos, conocer su historia, un placer para disfrutar con todos los sentidos, tomar una copa de vino en el lugar donde todo se inicia.

Gracias a los distintos portales dedicados al mundo del vino en Internet es posible localizar rápidamente los eventos de enoturismo y catas de vino que las bodegas organizan durante todo el año y comprar vinos Ribera Duero, los cuales se ubican entre los mejores vinos de España.

¿Cómo mirar el vino para saber más de él?

La observación es la primera fase de la cata de vino, se puede aprender mucho del vino que vamos a catar solo con observarlo y analizarlo visualmente, poner atención en el color y su aspecto visual, nos ayudara a determinar su cuerpo, cantidad de azúcar, edad y el estado en que se encuentra.

Esta información nos la darán factores como el color, la tonalidad, la lágrima, la limpidez, etc.

Catando vinos en la Ribera del Duero

Catando vinos en la Ribera del Duero

¿Cómo mirar el vino?

En primer lugar se debe sostener la copa por la base, para no calentar el vino ni ensuciar el cuerpo de la copa. Se debe observar sobre un fondo blanco para percibir mejor el color, inclinando 45 grados la copa para apreciarlo mucho mejor.

¿Qué nos puede decir el color del vino? Por ejemplo la edad, el tono de los vinos al inicio de su envejecimiento pasa del rojo rubí, atravesando una variedad de rojos hasta obtener una coloración más clara. En el caso de los vinos blancos, el color pasa de reflejos verdosos y dorados a un color intenso, de amarillo oro con el paso del tiempo.

Es decir, con el paso del tiempo el color del vino tinto va perdiendo la intensidad y se aclara, en el caso del vino blanco se oscurece.

Los cambios de color se deben a:

  1. Los antocianos, moléculas responsables del color, se encuentran en los hollejos de las uvas y la pulpa.
  2. Los taninos, son los responsables del cuerpo y la astringencia del vino.

Por la vista también podemos analizar la fluidez, es decir la viscosidad del vino, la podemos apreciar al girar la copa, en el vidrio se pueden observar las lágrimas o piernas, son las huellas que marcan los glóbulos que se extienden alrededor de las paredes internas de la copa, después de agitar un vino.

Si el vino presenta lagrimas o piernas pueden ser indicio de un vino generoso, las lágrimas gruesas y bien definidas, que resbalan lentamente por los laterales de la copa, revelan alto grado alcohólico, glicerina y solidos disueltos.

Además se debe observar la nitidez del vino, si está limpio, brillante o más turbio, no hay que alarmarse si un vino de crianza está turbio, es algo natural que no todos los elaboradores lo clarifican.

 

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.