Emprendedor de edad media e interesado en salud y alimentación, busca montar franquicia

Publicado el 9 December 2015
Archivado en Empleo | Comments Off on Emprendedor de edad media e interesado en salud y alimentación, busca montar franquicia

 

El rango abarca de los 18 a 44 años, concretamente hombres a partir de 25 años, con especial interés por las enseñas de autoempleo, según datos del portal buscador Top Franquicias

 

Startup Stock Photos

Madrid, 9 diciembre de 2015. El mercado de la franquicia ha experimento un crecimiento progresivo en los últimos años, pese a los efectos de la crisis. A principios de 2015, España registró cerca de 70.000 centros franquiciados. Cifra que prevé un aumento en el cierre de este ejercicio. Pero, ¿cuál es el perfil del español que quiere asociarse a una red de franquicias? Según el portal topfranquicias.es, el perfil del franquiciado es emprendedor, de entre 25 y 34 años, y con especial interés en sectores como el de la salud, belleza, hostelería y restauración.

 

En cuanto a la edad de los usuarios interesados en emprender, el rango abarca de los 18 a 44 años, con especial interés de aquellos a partir de 25 años, que representa un 34%. En cuanto al género, el 54,1% de las personas que están interesadas en el emprendimiento en franquicias son hombres, frente al 45,8% de mujeres.

 

En la actualidad, la franquicia se ha convertido en una opción viable de autoempleo, principalmente para desempleados o personas en búsqueda activa de trabajo, que desean emprender en este sector. Este perfil predomina entre los interesados en esta línea de negocio, frente a los inversionistas, que representan un porcentaje menor. “Analizar y tomar decisiones en consecuencia, a la hora de embarcarse en un proyecto de franquicia, se convierte en un punto clave para dar el paso adelante”, afirma Marta González, directora ejecutiva de la consultora Top Franquicias.

 

Respecto a la localización geográfica, Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga son las ciudades españolas donde más consultas se producen por parte de los usuarios que deseen unirse al sector franquicia que, el pasado año, registró una facturación de 26.000 millones de euros, según la Asociación Española de Franquiciadores, y constituye uno de los principales motores de empleo en España.

 

Los sectores con más éxito entre los emprendedores que quieren montar una franquicia son los relacionados con Salud y Belleza; Hostelería y Restauración; y Moda. La Alimentación y Comestibles y las Nuevas Tecnologías son otros de los sectores más interesantes para los emprendedores e inversionistas. Destaca el interés de los emprendedores por las franquicias de autoempleo, definidas como aquellas que implican una inversión inicial de hasta 60.000 euros.

 

La forma de búsqueda de información de franquicia ideal también ha evolucionado en el último año. Internet es la principal vía para la primera toma de contacto con la empresa. Un 37,5 % de los usuarios buscan información accediendo a los diferentes portales y buscadores a través del móvil; 51,8% a través del ordenador y el resto (37,5%) con la Tablet.

 

Factores para analizar la viabilidad de la franquicia

 

Cuando un emprendedor o inversionista analiza el sector franquicia con el fin de incorporarse al  mercado de la franquicia, se recomienda el análisis de una serie de factores para prever la viabilidad de la marca. Es fundamental analizar la identidad corporativa (imagen, valores y atributos asociados, etc.), así como otros aspectos básicos tales como la trayectoria y evolución de la enseña, donde el emprendedor debe prestar especial atención al número de establecimientos abiertos y cerrados por periodos anuales, causas de cierre, etc.

 

La competencia y sus elementos diferenciadores y la importancia de la comunicación y el marketing dentro de la franquicia, constituyen otras de las claves fundamentales. También lo es el factor económico, esto es, la inversión que implica la puesta en marcha de la franquicia. Para ello hay que diferenciar entre canon de entrada, es decir, el coste de la cesión de marca por parte del franquiciador, y la inversión inicial. Valorar los extras en servicios tangibles (stocks, papelería, mobiliario, software,…)  e intangibles (formación, certificaciones, valor de marca…), que obtiene a la hora de unirse a una marca.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.