Cuidado de ancianos y alimentación en la tercera edad

Publicado el 14 October 2015
Archivado en Tercera edad | Comments Off on Cuidado de ancianos y alimentación en la tercera edad

En la etapa de la tercera edad se debe prestar especial atención a la alimentación, un pilar fundamental para el cuidado de la salud y la vitalidad. En la edad adulta la nutrición es muy importante para mantener una óptima salud física y emocional.

¿Cómo debe ser la alimentación en la tercera edad? Equilibrada y variada. Los alimentos deben ser fáciles de preparar y estimular el apetito y además de fácil trituración y digestión.

En cuanto a variedad en los alimentos se debe incluir: frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasas; carnes magras, legumbres, cereales como el arroz, la sémola, y los fideos.

Alimentación en el centro de día para mayores en Gijón

Consumir fibras: El consumo de fibra se debe reforzar, es clave para mejorar la salud y revitalizar las defensas del cuerpo, al igual que la hidratación, además ayudan a bajar el colesterol y mejorar la digestión.

Carnes: De preferencia las carnes blancas como el pescado, pavo o pollo y evitar o restringir las carnes rojas, por su alto contenido de colesterol, o bien optar por cortes magros.

Estos alimentos son fuente saludable ya que aportan proteínas, grasas esenciales, minerales, vitaminas, e hidratos de carbono. Gracias a ellos, nuestro organismo funciona correctamente creando mecanismos para defenderse de las enfermedades.

Hidratación: Beber agua en los intervalos de las comidas, disminuir el consumo de infusiones como el té y el café, ya que alteran el sueño y son diuréticos.

En el caso de ancianos con inconvenientes en la masticación, se recomienda preparar alimentos procesados, frutas ralladas o cocidas, consultar con un médico especialista en nutrición las distintas alternativas.

La edad adulta debe ser un momento de disfrute en el cual es importante alimentar el optimismo y aprovechar esta etapa para la realización de proyectos personales postergados como viajes, estudios, cursos o alguna actividad gratificante postergada por las obligaciones de la vida laboral.

Si bien es cierto que no cumplirá con un horario de trabajo, la vida activa a partir de cursos, participación en talleres, jornadas de ejercicios, emprender pequeños proyectos productivos o disfrutar de su familia, esto es sinónimo de una adultez plena.

Es una etapa para fortalecer las relaciones de amistad, sin descuidar la salud, que es otro de los objetivos que se deben aprovechar en esta etapa para mejorar su estilo de vida, para ello hay afortunadamente en España contamos con centros de día especializados en cuidado de mayores, se trata de lugares en el cual el anciano se sentirá contenido, acompañado, realizará distintas actividades recreativas y por sobre todo cuidará su salud cuidado por un equipo de profesionales de distintas disciplinas.

Cuidado de ancianos en el centro de Gijón

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.