Beneficios de la gimnasia para mayores

Publicado el 17 February 2015
Archivado en Salud | Comments Off on Beneficios de la gimnasia para mayores

Realizar actividad física con frecuencia es recomendable en todas las etapas de nuestra vida, en el caso de la edad adulta, para quienes superan los 65 años, realizar actividad física es una forma de estar más jóvenes.

Ejercitarse en la edad adulta mejora la salud, a la vez que es una forma lúdica de pasar el tiempo libre y mejorar la comunicación con el anciano.

No existe una edad límite para hacer gimnasia, solo se debe adecuar a las posibilidades y condiciones físicas del adulto mayor.

A tener en cuenta:

Antecedentes o sufrimiento de enfermedades cardiovasculares, cerebro-vasculares, hipertensión arterial, diabetes, obesidad, artritis, salud de la columna vertebral, o factores de riesgo como niveles altos de colesterol o tabaquismo, estas patologías pueden condicionar las posibilidades.

Antes del comienzo de cualquier tipo de gimnasia para mayores, se recomienda consultar con un médico para evaluar el estado de salud general.

Además, elegir profesionales especialistas en salud, en el caso de quienes presentan dificultades físicas, es el fisioterapia quien lleva adelante el plan de entrenamiento luego de la evaluación del estado físico del anciano. En los centros de día en Gijón, cada vez son más los ancianos que participan de programas de fisioterapia para mayores.

Cuidar la intensidad de los ejercicios, no deben implicar sobrecarga ni ser competitivos ya que podrían generar lesiones en las articulaciones y la columna vertebral.

Beneficios de la actividad física en adultos mayores:

En ancianos con enfermedades cardiovasculares, cerebro vasculares, hipertensión, diabetes, obesidad, artritis, la actividad física mejora los síntomas y signos clínicos, mejora la función cardíaca y la circulación arterial, disminuye el colesterol y azúcar en sangre, combate la rigidez articular producida por la artritis y previene los accidentes cerebro vasculares.

Los ejercicios aeróbicos ayudan a disminuir la presión arterial, actividades de bajo impacto como caminatas, bicicleta o natación.

El aumento de la masa muscular contribuye a disminuir las caídas y fracturas.

En el caso de las mujeres, retrasa los signos de osteoporosis, algo tan simple como caminar contribuye a sostener el peso del cuerpo y estimular la absorción del calcio en los huesos.

El ejercicio mejora descanso.

Reduce los niveles de estrés, depresión y ansiedad.

Favorece a la pérdida de peso ya que incrementa el gasto calórico, la masa muscular y disminuye el tejido adiposo.

La rutina debe ser a medida y la constancia uno de los requisitos para lograr los objetivos.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.