La AP de Cantabria confirma el testamento de una madre que desheredó a su hija por maltratarla

Publicado el 24 June 2014
Archivado en Administracion | Comments Off on La AP de Cantabria confirma el testamento de una madre que desheredó a su hija por maltratarla

La mujer había sido condenada en juicio de faltas por maltratar a su madre, por lo que la AP considera que “tanto por acción como por omisión, mantuvo un comportamiento impropio de una hija con su madre”.

 

La Audiencia Provincial de Cantabria ha rechazado la anulación de testamento solicitada por una mujer que fue desheredada por su madre por haberla maltratado, y le ha condenado al pago de las costas procesales.

La Audiencia confirma así la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 10 de Santander que rechazaba la pretensión de la mujer de cambiar el testamento de su madre, que al tiempo que la pretensión de la mujer de cambiar el testamento de su madre, que al tiempo que la desheredaba nombraba heredero universal a su nieto, hijo de la demandante.

La sentencia, recogida por Europa Press, desestima el recurso de la mujer porque considera que, “tanto por acción como por omisión, mantuvo un comportamiento impropio de una hija con su madre”, y además no de forma “puntual, efímera y pasajera”.

La mujer fue condenada en juicio de faltas por maltratar a su madre, una sentencia que para la Audiencia “no fue sino la denuncia concreta y pública por parte de la madre de un comportamiento de la hija, anterior”.

En este sentido, añade que durante la vida posterior de la madre, hasta su fallecimiento en 2012 a los 86 años, se sucedieron las conductas impropias de la hija, ya que la anciana “sufrió permanentes enfermedades, hospitalizaciones, fue declarada dependiente y acabó siendo ingresada en una residencia, y durante ese extenso historial no aparece prueba de que la hija la visitara, acompañara, atendiera,…”, sino que era su nieto quien la acompañaba y se hacía responsable de su abuela.

El tribunal entiende que se trata “no sólo de un maltrato tipificado así en un juicio de faltas, sino en palabras afrentosas, irrespetuosas, y que, si bien en dicho juicio no llegan a calificarse de coacciones o intimidación, sí que infundían temor a su madre (“te acordarás”).

Añade que “sobre todo suponía un sufrimiento psíquico permanente para la madre, tanto por ese comportamiento activo, como por el abandono afectivo permanente (al menos cuatro años), cuando la madre más necesitaba de la cercanía, el afecto y la ayuda material y psíquica de su hija”.

Para estar al día de las sentencias procedentes de los diferentes tribunales, los abogados y operadores jurídicos disponen de la base de datos de jurisprudencia que ofrece la compañía Iberley, donde se pueden encontrar la legislación actualizada día a día, con prácticos buscadores y de la forma más intuitiva.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.