Tengo un hotel, ¿cómo puedo mejorar el servicio para mis clientes alérgicos?

Publicado el 26 January 2014
Archivado en Hoteles, Salud | Comments Off on Tengo un hotel, ¿cómo puedo mejorar el servicio para mis clientes alérgicos?

Si usted tiene o trabaja en un hotel o cualquier tipo de local de ocio, tiene que pensar en las prioridades de sus clientes. Algunos o algunas de ellos, pueden tener alergia, por lo que si usted se preocupa de mantener el lugar libre de alérgenos, esto puede representar una ventaja competitiva y una mejora del servicio y la atención al cliente que le suponga mayores ingresos. Según esto, debe incidir contra los alérgenos más comunes como son el polen, los ácaros o los hongos.

Estos prefieren los lugares húmedos y cálidos, ya que estas son las dos condiciones que facilitan en mayor media su reproducción. Por ello, uno de los puntos donde pueden encontrarse mayores concentraciones de estos seres microscópicos es en piscinas, jacuzzis, saunas, baños, etc. Para evitarlas, hay que disponer de un buen sistema de ventilación y utilizar lejía en la limpieza, ya que es una de las sustancias que acaban con ellos en mayor porcentaje.

Si su local presenta humedades en la pared o en el techo, también es conveniente que utilice lejía sobre ellas. El vinagre también resulta útil en la lucha contra los hongos y además tiene mejores resultados sobre superficies porosas.

El aire acondicionado es otro de los puntos clave. Conviene revisar y desinfectar los conductos dos veces al año. Así también evitamos el desarrollo de hongos más perjudiciales como el Aspergillus.

En las habitaciones evite la moqueta y las alfombras. Lave las cortinas cada quince días, sobre todo si son gruesas y opacas, sustituyendo a las persianas. El programa de la lavadora para la ropa de cama debe  llegar a los 60 grados centígrados, pues es a esta temperatura a la que se garantiza que tanto los ácaros como sus huevos mueran. Ventile cada cuarto o utilice sistemas de calidad de aire (click aquí) para favorecer la circulación de aire y que el sol incida, ya que sus rayos también son un buen repelente para los ácaros.

También puede darse el caso de que sus clientes potenciales padezcan alergia a algunos tipos de alimentos. Para que cada uno  o una sepa lo que puede y no tomar, la mejor recomendación es incluir en la carta o menú  todos los ingredientes que componen los diferentes platos, fundamentalmente si incluyen frutos secos o lácteos, más propensos a provocar alergias.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.