Elegir la profesión comercial como primer empleo, una llave para lograr un puesto de trabajo

Publicado el 27 May 2013
Archivado en Empleo | Comments Off on Elegir la profesión comercial como primer empleo, una llave para lograr un puesto de trabajo

Se trata de una profesión cada vez más reconocida en el ámbito empresarial y por parte de la sociedad en general. En el momento actual, no cabe duda que el profesional de las ventas constituye un elemento de gran relevancia en nuestro sistema económico, y los vendedores desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de las empresas. Tanto es así que muchos jóvenes profesionales, ante su incorporación por vez primera al mercado de trabajo, se plantean ejercer su labor en un departamento de ventas. Una decisión que, además, puede resultar una experiencia muy positiva desde el punto de vista del desarrollo profesional, así como una posibilidad de encontrar un puesto de trabajo, ante un entorno tan desfavorable con casi un millón de jóvenes sin empleo, lo que supone más del 57%, según los últimos datos del INE.
LOGOTIPO RFV2
De esta forma, como indica Javier Fuentes Merino, director general de Grupo Redes de Venta Proactiva, empresa especializada en la gestión, selección y formación de equipos de ventas externas: “Elegir la profesión comercial, como primer empleo, presenta varias ventajas evidentes. En primer lugar, además de conseguir un puesto de trabajo, algo tan importante en los tiempos que corremos, es que el comercial de hoy se ha convertido en un transmisor e implantador de las estrategias de la compañía, pasando de la imagen de vendedor tradicional a consultor comercial, aspecto muy importante para adquirir experiencia”.

Y es que el comercial actual ha evolucionado hacia el concepto de “vendedor de valor añadido”; las nuevas tecnologías, en concreto Internet, evitan hoy que el comercial tenga que desempeñar sus antiguas funciones menos especializadas, centrándose por el contrario en aportar valor añadido al cliente y a su empresa, y en transformar las necesidades y problemas de sus clientes en oportunidades de negocio para ambos. El vendedor de nuestros días es asesor y experto, y ello, como es lógico, redunda en la percepción de una mejor imagen de su figura en el mercado laboral.

Como segunda ventaja, hay que destacar que el trabajo comercial, por su propia naturaleza, aporta a las personas que lo desempeñan una serie de habilidades, conocimientos y aptitudes fundamentales para el desarrollo de otras actividades y tareas dentro de las empresas. Cualidades como la empatía, la asertividad, la capacidad de comunicación, la sociabilidad, la orientación a objetivos… unidas al desarrollo de aptitudes como la iniciativa, la autoconfianza o el pensamiento analítico y conceptual, hacen del trabajo comercial “un trampolín para optar a otros puestos o para trabajos de otros sectores”, indica Fuentes Merino.

Pero es que además, como tercera ventaja, se presenta el hecho de que el mercado laboral actual necesita comerciales, se estima que más de un 50 por ciento de las ofertas pertenecen a este sector. Por todo ello, concluye Fuentes Merino, “si sumamos la importancia que tiene el vendedor, desde la perspectiva de la situación actual de las empresas, donde la viabilidad y surpervivencia de las mismas, no solo es posible mediante recortes sino también mediante acciones de impulsión y reactivación, a la experiencia y conocimientos adquiridos en esta profesión, podemos afirmar que ambos factores incrementan la posibilidad de conseguir un empleo ahora y preparan el camino hacia el futuro”.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.