Manejo de la pieza en cacería deportiva

Publicado el 6 February 2013
Archivado en Deportes | Comments Off on Manejo de la pieza en cacería deportiva

Es parte de la labor de un cazador responsable demostrar respeto por la pieza que ha cobrado. La responsabilidad del cazador no se limita a cobrarla de un tiro limpio y certero sino también debe cuidarla para que la misma se pueda comer y no se desperdicie.

Casi todos los países tienen su reglamento de caza contra el desperdicio de las piezas cazadas. Usted deberá conocer tales reglamentos. Una vez que haya cobrado legalmente una pieza, asegúrese de cumplir con las disposiciones legales (ley de caza) correspondientes a la posesión. Hay casos en que se requiere tener que etiquetarla o llevarla a una estación de revisión.

El matar a un animal y no recuperarlo para luego consumirlo constituye un delito castigable con multa y hasta revocación por un año del privilegio de cazar. A las aves cazadas no se les puede remover todas sus plumas en el área de caza. Al menos la cabeza y una de sus alas deben conservar todas sus plumas de manera que la pieza pueda ser identificada.

Cualquier pieza servirá mejor para la mesa cuando es desollada inmediatamente después de ser cobrada. Esto significa quitarle las entrañas (intestinos y órganos internos) únicamente. El punto hasta el cual se permite desollar la pieza en el campo será indicado en los reglamentos del lugar donde caza.

En algunos lugares se permite desollar y pelar completamente el animal en el campo, con el propósito de conservar la carne y alivianar el peso.

Los tres principales factores por los cuales se echan a perder las piezas son: la tierra, el calor y la humedad.

Es importante desollar la pieza rápidamente en el campo. La carne debe mantenerse fresca, seca y limpia. Mientras más cuidado se tenga, mejor se conservará el sabor de la carne.

La temperatura del aire también afecta la calidad de la pieza. Si hace calor, debe enfriarla. Manténgala en la sombra, pero expuesta lo más posible a las corrientes de aire para que se enfrié. Si no hay manera de colgar la pieza, extiéndala sobre un arbusto o las ramas de un árbol para permitir que el aire la enfríe. Con los animales grandes, deje la cavidad corporal abierta. Si hay que arrastrar un animal, el cerrar el vientre con cordón ayudara a mantener la carne limpia.

Debe tener cuidado en zonas donde la temperatura y humedad en épocas de caza son altas, esto puede ocasionar que las piezas se descompongan rápidamente. Para evitarlo, mantenga las presas en lugares sombreados y póngalas en el refrigerador o en una nevera portátil con hielo lo más pronto posible. Poner las tórtolas y palomas en una bolsa plástica puede acelerar el proceso de descomposición, si lo hace, ponga la bolsa en hielo o en un refrigerador.

Es conveniente que durante la caza, y por el afán de cazar más, no deje pasar demasiado tiempo en el campo después de desarrollar y pelar el animal que cazó, esto puede descomponer la carne.

Algunos cazadores alegan que si se desollan las tórtolas y palomas en el campo, se descomponen más rápido. Si esa es su preocupación no las desolle, pero manténgalas refrigeradas.

Proteja su pieza de las moscas y la suciedad poniéndola en una bolsa ventilada tan pronto sea posible.

El rociarla con pimienta negra ayudara a repeler insectos. Dicha técnica no es necesaria cuando se utiliza una bolsa.

No transporte la pieza de tal manera que la tierra o el polvo la pueda ensuciar.

Nunca transporte a un animal grande sobre el vehículo. Tal actitud puede ofender a otros. Además, el calor del motor puede echar a perder la carne.

Referencias:

Safaris de caza

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.