Tipos de fallas en discos duros

Publicado el 16 January 2013
Archivado en Informatica | Comments Off on Tipos de fallas en discos duros

En este artículo le explicaremos las fallas más comunes que suelen presentarse en los discos duros, de vital importancia ya que todos sabemos que la pérdida de datos puede llegar a ser fatal.

El propósito es saber detectar las fallas y tomar las medidas adecuadas.

Las fallas en discos duros se pueden clasificar como:

Fallas lógicas sencillas

Son fallas que se originan por problemas de la estructura lógica, no afectan la operación del disco, aunque pueden llegar a afectar algunas aplicaciones. Por ejemplo, borrados accidentales de archivos, como clúster perdidos que ocasionan inconvenientes y cadenas cruzadas. En estas fallas aún podemos acceder a la unidad de disco duro, pero por alguna razón hemos perdido el acceso a algunos de los archivos guardados. ¿La solución? En general un usuario con conocimientos promedio puede recuperar archivos borrados, aunque la consulta a un técnico profesional siempre es la opción más conveniente. Recuerde que una equivocación puede ser fatal, si tiene dudas consulte antes de proceder.

Problemas lógicos severos

En este caso hablamos de la pérdida de alguna de las tablas de localización de archivos (casos donde se pierden ambas FAT), borrado del sector de arranque, pérdida de la tabla de particiones, etc.

Un indicio en este tipo de fallas es que al encender el ordenador se escucha como el disco duro se inicializa y comienza a girar, durante la rutina POST inicial, también el BIOS no logra detectar ningún inconveniente con la unidad ni con su interface, pero en el momento en que se comienza a buscar el sistema operativo, el ordenador emite un mensaje de error alertando que no encuentra los archivos correspondientes.

¿La solución? En este caso se necesita de software especializado, que sólo deben aplicar empresas de recuperación de datos, ya que son profesionales entrenados en recuperación de información, ya que requieren un manejo muy delicado, y una decisión mal tomada podría ocasionar la pérdida total de los datos almacenados en la unidad de disco, con todos los inconvenientes que eso implica.

Problemas físicos sencillos

Aquí podemos mencionar problemas que impliquen un mal funcionamiento físico del disco duro, pero cuya naturaleza permita solucionarlos de forma sencilla. Se trata de problemas en la fuente de alimentación, resistencia de la placa madre, fallas en la tarjeta controladora (o mal configuración de la misma), inclusive discos “pegados” (que no giren al momento del arranque) o ensambles de cabezas “atascados”. Estas anomalías suelen ser fáciles de corregir (provisionalmente, mientras se recupera la información del disco), lo positivo es que no requieren de herramientas especiales para solucionarlos.

Problemas físicos graves

Estos problemas son los más complicados de resolver ya que implican la falla de algún componente indispensable para el correcto funcionamiento del ordenador, por ejemplo puede suceder que motores de disco no giren (o lo hacen a velocidad incorrecta), bobinas de voz que no trabajan, cabezas magnéticas dañadas, circuitos lógicos que no funcionan en la tarjeta adosada al disco, etc.

Para corregirlos, debemos trabajar directamente con la unidad, abriendo el gabinete, separando la tarjeta de control, por lo que se requiere de herramientas especializadas, un buen surtido de piezas de reparación y conocimientos técnicos de cómo llevar a cabo las sustituciones de elementos dentro del disco duro. No es tarea fácil, por lo que si usted no sabe recurra a un laboratorio de recuperación de datos que haga de forma correcta su trabajo, de lo contrario un error puede ser fatal. Vale aclarar que este tipo de reparaciones suelen costosas, sólo se justifican si los datos que contiene el disco duro resultan de vital importancia.

En resumen, la forma de abordar cada una de las situaciones anteriores es distinta. Pondremos especial cuidado en los tres primeros casos, ya que los problemas físicos graves son los que suceden con menor frecuencia y requieren de cuidado y entrenamiento para solucionarlos.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.