La cacería una aliada de la fauna silvestre

Publicado el 4 January 2013
Archivado en Deportes | Comments Off on La cacería una aliada de la fauna silvestre

Como cazador usted representa un elemento importante en el manejo de la fauna silvestre. Al cazar los animales cinegéticos (fauna cinegética) durante las temporadas reglamentadas (respetar las vedas de caza), usted está ayudando a mantener las poblaciones de fauna silvestre en la capacidad de carga de su habitad o por debajo de la misma.

En ocasiones la cacería es necesaria debido a que el número de animales cinegéticos en una población sobrepasa la capacidad de carga de una zona y acarrea el potencial daño a largo plazo de su habitad, provocando su propia muerte por inanición.

La cacería también se vuelve necesaria cuando una sobre población de animales daña los cultivos comerciales. Por ejemplo una población de venados podría aumentar hasta el punto en que los animales excedentes comienzan a comer un cultivo comercial de verduras. Se podría entonces permitir una temporada de cacería y dejar que los cazadores cobren algunos venados para proteger la cosecha del agricultor.

Una sobrepoblación puede ocurrir cuando una especie dominante no cuenta con enemigos naturales, lo que puede llevar a una sobre población de estas especies y al daño de especies de plantas endémicas (que no existen en otras partes del mundo).

La caza es un instrumento de manejo para el control de dichas poblaciones.

En algunos casos llega a ser necesario controlar los depredadores mediante la cacería o el trampeo.

El hato de venados, es un animal que se alimenta de otros animales, los coyotes, osos, pumas, linces y hasta los seres humanos son depredadores.

Hace muchos años las personas pensaban que si se eliminan todos los depredadores habría más fauna silvestre, como los venados y otros animales de presa. Se ofrecían recompensas monetarias, llamadas premios por pieza, para motivar a la gente a matar los depredadores. Sin embargo, dicha estrategia de control universal de depredadores no resultó efectiva.

Los depredadores en sí se alimentaban de animales cinegéticos como faisanes, codornices, conejos y venados. Sin embargo, la cantidad de dichos animales matados por los depredadores depende del arreglo del habitad, en especial la disponibilidad de un buen refugio cercano para la huida, la cantidad de animales de presa, depredadores presentes en la zona y la disponibilidad de otras fuentes de alimento para los depredadores.

Normalmente hay muchos más animales de presa que depredadores, porque los animales de presa generalmente producen más cría cada año.

En la naturaleza se produce una cantidad excedente de animales de presa permitiendo que puedan sobrevivir tanto estos como sus crías. Por esta razón los depredadores tienen muy poco efecto sobre las poblaciones saludables de animales de presa.

Cuando hay buen habitad, puede existir un equilibrio sano entre los depredadores y los animales de presa.

¿Cuándo seria el control de los depredadores una buena estrategia para los manejadores de fauna? Cuando existen poblaciones pequeñas o poco sanas de animales de presa, el controlar la cantidad de depredadores puede ayudar a tales poblaciones a aumentar o hacerse más saludables. (especies en veda)

El control de depredadores también puede efectuarse mediante el manejo de fauna, cuando los depredadores como los pumas o los coyotes comienzan a matar ovejas, vacas, aves de corral u otros animales de interés comercial.

En ocasiones el control de los depredadores puede ser necesario si estos no tienen enemigos naturales para evitar una sobrepoblación de los mismos.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.