Consejos para el manejo de la pólvora negra

Publicado el 22 November 2012
Archivado en Deportes | Comments Off on Consejos para el manejo de la pólvora negra

La pólvora negra es muy peligrosa de fabricar y utilizar porque puede explotar por presión, impacto o fuego. Ésta es fabricada en distintos grosores. Nunca utilice la pólvora sin humo moderna con un arma de pólvora negra.
caza y safaris
Los tiradores de pólvora negra necesitan muchos accesorios para disfrutar de manera segura, responsable y eficiente el tiro al blanco y la cacería. Algunos artefactos que los tiradores experimentados utilizan son: un cuerno para pólvora, medidor de pólvora, porta fulminantes, vástago corto, cargador rápido, cuchillo, y un estuche con los demás materiales necesarios.

El tiro seguro y eficiente:

Todo tirador de pólvora negra es responsable de utilizar un arma de manera segura. Debe aprender y seguir las reglas de seguridad para armas de fuego y las de seguridad para las armas de avancarga. Se trata de dos listas distintas de reglas que le ayudarán a asegurarse de que esté observando todo lo requerido para la seguridad.

El tirador responsable mantiene la pólvora negra alejada de todo fuego, chispa o cigarrillo. La misma puede explotar solo por el contacto con la electricidad estática o por un golpe fuerte. Mantenga seca la pólvora negra ya que no prenderá al estar húmeda.

Es mejor guardar la pólvora negra y los fulminantes de percusión aparte y afuera del alcance de los niños.

Utilice tapas ajustadas en las latas de pólvora negra.

Reviste los reglamentos locales paras saber cuánta polvorín negra se permite tener almacenada o se puede transportar en un vehículo. Puede revisar también la ley de caza local.

Cargando y disparando

Siempre comience los procedimientos de carga con el martillo en la posición media y la chimenea libre de fulminante. Cuando se trate de un mosquete de pedernal abra el chispeador y hale el martillo hasta abajo.

1. Limpie el interior del cañón con un parche para remover cualquier hollín o aceite y para asegurarse de que el arma este cargada.

2. Ponga un fulminante en el rifle de percusión y apúntelo a una brizna de pasto o una hoja que se encuentre situada en una dirección segura.

3. Dispare el arma. El pasto o las hojas deberían moverse, indicando que la chimenea y el cañón están libre de obstrucción y seguros para utilizarse. No dispare una carga de pólvora de ignición como prueba. En vez de esto, limpie el orificio de la cazoleta para asegurarse de que está libre.

4. Coloque el martillo de percusión a la posición media (rifles de percusión) o abra el chispeador y hale el martillo de pedernal hasta abajo (rifles de pedernal).

5. Descanse la culata del arma en el suelo entremedio de sus pies. Sostenga el cañón por debajo de la boca y apunte el arma lejos de usted. Luego vacié por la boca del cañón una carga de pólvora previamente medida. Siga las instrucciones del fabricante para la cantidad y medida del grano de pólvora apropiadas. Siempre utilice un medidor de pólvora y no el polvorín mismo. Con la mano libre dé unos ligeros golpes sobre la superficie del cañón para asentar la pólvora en la recamara.

6. Coloque un parche lubricado sobre la boca del cañón y centre una bala sobre el mismo. A veces habrá un lado de la bala ligeramente aplanado, llamado la colada, que deberá colocarse hacia arriba.

7. Utilice el vástago corto para meterla bala apenas un poco dentro de la boca del cañón. Un golpe firme es lo mejor.

8. Con una navaja filosa recorte el sobrante del parche al ras de la boca del cañón. Corte con un movimiento hacia afuera.

9. Empuje la bala más profundamente con el vástago largo, empujando firmemente.

10. Empuje la bala al fondo del cañón con el atacador. Asiente la bala firmemente, pero sin comprimir la pólvora. Tenga cuidado de no quebrar el atacador. Ponga una marca en el atacador. Ponga una marca en el atacador para asegurarse de que la bala esté en la posición correcta. No debe quedar espacio entre la pólvora y la bala.

11. Cuando esté listo para disparar ponga una fulminante de percusión firmemente sobre la chimenea o cargue la cazoleta con la cantidad recomendada de pólvora.

Por último ¿Se olvidó de poner pólvora en el cañón? ¿Cómo saber si el arma está cargada?

La manera es marcar el atacador con tinta. La mayoría de los tiradores utilizan tres marcas, para esto introduzca el atacador dentro del cañón del arma descargada. Ponga la marca a nivel de la boca del cañón. La segunda marca se realiza utilizando una carga ligera con bala para blancos y la tercera marca con una carga de cacería con la bala.

Debe descartar su arma de fuego al final de cada día de caza o práctica de tiro.

Referencias

Historia de la pólvora negra

Ofertas de caza mayor

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.