La caza al acecho

Publicado el 15 November 2012
Archivado en Deportes | Comments Off on La caza al acecho

El cazar al acecho es la manera menos segura de cazar. La mayoría de los accidentes en la cacería suceden con este método de caza.
caza
Aquí un par de recomendaciones que debes conocer al momento de salir de caza y safari:

La mejor manera de hacer saber a un cazador que nos estamos acercando a su espiadero es hablar o toser, en vez de señalar con la mano o algún sonido.

Esté alerta a la presencia de otros cazadores en el área. El deportista cortés que escuche un reclamo o disparo buscará otra área en donde cazar. Nunca se coloque en la zona de tiro de otro cazador ya que esté posicionado en el área de caza, busque otro lugar.

En los lugares donde se permiten los señuelos, escoja un espiadero donde usted no pueda ser herido por alguien que dispara a lo que parezca una presa.

La ropa de camuflaje, malla para tapar la cara, pintura y el camuflaje para su arma o arco para caza le ayudarán a ocultarse, pero siempre serán menos seguros que el llevar ropa anaranjada de cacería.

Al llegar o dejar el área o coto de caza mantenga silencio, trate de molestar lo menos posible a la vida silvestre y a otros cazadores o excursionistas. Si ya usted concluyó su día de caza por haber alcanzado su cuota o por otra razón, no significa que éste haya concluido para todo el que está en el área, no haga ruidos innecesarios. No deje basura en el área de caza y trate de dejar el menor rastro de que usted estuvo ahí.

Cuando lleve comida al campo, no tire los contenedores tales como latas, bolsas, tapas y otros. Ponga estos recipientes en su mochila y luego deposítelos en un contenedor para basura.

Otras consideraciones a tener en cuenta: El alcohol y el cazador

El cazador responsable sabe que el alcohol y las drogas afectan sus habilidades de juicio, reacciones y coordinación. El alcohol y las drogas actúan como una interferencia estática en la comunicación entre la vista y el oído, hasta el cerebro y de vuelta al cuerpo.

El alcohol al entrar al torrente sanguíneo llega a tordas partes del cuerpo. No ayuda a calentarlo, al contrario, impide la habilidad del cuerpo de mantenerse caliente.

Los centro de control del cerebro se apagan y los ojos no ven claramente. Queda afectada la identificación del blanco y sus alrededores. La puntería resulta inestable.

El cazador experimentado sabe que la imagen positiva de los cazadores y la cacería comienzan con su propia autoestima.

La cacería es un deporte que se disfruta mejor cuando se tiene control sobre sí mismo. La mejor cacería es el resultado de la conducta segura, responsable y sobria, esto debe ser parte de nuestra pasión cinegética.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.