Eventos festivos, para candidatos apalabrados

Publicado el 14 November 2012
Archivado en eventos | Comments Off on Eventos festivos, para candidatos apalabrados

Un político, un candidato a responsabilidades públicas, que lo sea o que quiera renovar su mandato, ha de proyectar a su alrededor aquella imagen que quiera cultivar, para que sus mensajes, para que sus propuestas, sean coherentes con sus actitudes, con sus actuaciones. Sin esa imagen coherente, el político pierde credibilidad y su discurso se puede volver contra sí mismo. Es una norma básica en política.

 

Sin embargo, simplemente ser o estar en coherencia en muchas ocasiones no es suficiente para dar relieve y proyección a la imagen y a las propuestas de gestión del candidato. Ni siquiera los medios a través los que el proponente comunica su condición resultan eficaces cuando otros candidatos hacen exactamente lo mismo. El ciudadano, el votante, el elector puede percibir una saturación de mensajes casi iguales y asimilarlo como ruido y no sólo no prestar atención a las motivaciones del político, sino desmarcarse negativamente de ellas.

 

Las empresas especializadas que gestionan eventos de naturaleza política conocen como movilizar sinergias, como crear ambientes, como desarrollar expectativas para que los candidatos alcancen a tocar los intereses de su electorado, para que sean visibles y su mensaje llegue y tenga impacto entre los electores.

 

Se trata de aplicar, trasladar o de asociar el contenido político que promueve el candidato en un entorno amable, cercano, desenfadado, en lugares con significación y con los medios más adecuados y proporcionados a los fines perseguidos.

 

Y en esa línea, uno de los recursos empleados para el acompañamiento de las candidaturas políticas es la creación de ambientes favorables, como celebraciones multitudinarias, eventos sociales, movilizaciones de apoyo, encuentros festivos, comidas de confraternización, acciones de concienciación en las que la figura del político aparece en primera fila, en relieve, capitalizando o dando fe y credibilidad a los actos para descubrir sus posturas, su ideario o las claves de su programa. Una empresa de eventos es capaz de crear esos ambientes, de crear entornos de participación a medida de los fines de los candidatos políticos.

 

En la práctica, se trata de convocar comidas gratuitas en descampados, cenas para simpatizantes, actuaciones de grupos musicales al comienzo de los cuales se ubica una resuelta alocución política del candidato de forma que la expectación y la asistencia estén garantizadas.

 

Pero no vale con buscar un buen sitio, reunir a la gente para sentarlos a la mesa y trasladarles un mensaje. Una empresa de eventos lo hará con cuidado, con clase, atendiendo a todos los detalles, de forma que la asistencia al encuentro, al evento, se convierta en una experiencia grata que cada uno de los asistentes difundirá en su entorno con el boca a boca.

 

Es el llamado efecto multiplicador de las ‘buenas nuevas’. Una persona que asiste a un evento que le ha marcado, deja una buena recomendación, al menos en otras cuatro personas que no asistieron al encuentro. Funciona así, por eso es tan importante estar atento a los detalles y hacer que la percepción de la participación esté lo más ajustada a lo que una persona puede considerar una experiencia grata y satisfactoria.

 

Los especialista de una empresa de eventos sabrán marcar las pautas del evento, crear los clímax más oportunos, ordenar teloneros de forma que el ambiente de las alocuciones vaya motivando al público hasta la aparición del candidato.

 

Incluso la orientación de las carpas, la distribución del sonido, la fórmula prevista para la circulación del público en el espacio, la gestión de los lugares reservados de primera fila, la seguridad o tener en cuenta las previsiones meteorológicas y hasta la calidad y comodidad de los asientos pueden figurar entre las prioridades no prioritarias para que la gestión de un evento de naturaleza política llegue hasta donde ha de alcanzar. De la audición al sentimiento, del sentimiento a la motivación y de la motivación a la intención de voto.

 

Eventos festivos, para candidatos apalabrados.

 

Acerca del autor:

Centralfiestas, lleva desde 1998 organizando despedidas, fiestas y eventos en Madrid y resto de España. Más de 14 años de experiencia avalan sus resultados.

Para más información sobre el autor: www.centralfiestas.com

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.