Asteroides

Publicado el 24 April 2012
Archivado en Educación | Comments Off on Asteroides

Podemos decir que hay cientos de cosas intrigantes sucediendo en las estrellas sobre nuestras cabezas que consiguen que la astronomía sea una cosa verdaderamente divertido. La verdad es que el universo está en constante movimiento, algunos dirían que es algo “vivo”, y por supuerto en ningún momento puedes lo que vas a ver en una cualquier noche en el cielo.

No habrá seguramente nada tan excitante como la primera oportunidad que se ve un asteroide en el cielo. A diferencia de todos los soles, planetas y las lunas, los asteroides están en movimiento, en constante cambio y, si aparecen en el cielo nocturno, probocan emoción y dinámismo.

Los asteroides han tenido su parte de mito urbano y tradición. Muchas veces se dá como explicación a la extinción de los dinosaurios mediante una colisión de un enorme asteroide sobre la tierra. Esta teoría tiene algo de credibilidad y alimenta presentimientos y temores en las personas.

El hecho de que los asteroides sean rocas espaciales en veloz movimiento hace su actividad más interesante. A diferencia de un planeta, satelite o sol, las probabilidaddde que un asteroide pudiera encontrarse con la Tierra son totalmente razonables y, de hecho, hay muchos casos documentados de pequeños asteroides que han atravesado nuestra atmósfera y dejado algunos cráteres bastantes impresionantes en la superficie de la tierra.

La cultura popular ha adoptado la divertida idea de los impactos de asteroides. Del que más se habla es sobre todo del concepto que ha capturado la imaginación y los temores de los fans de ciencia ficción y el público en general, de un asteroide golpeando la tierra, que podría acabar con la vida tal como supuestamente ocurrió con los dinosaurios. De hecho, la película “Armageddon” se basa en esta idea y el concepto que de alguna manera la humanidad podría prevenir la catástrofe con la tecnología.

Sin embargo con toda probabilidad la mejor manera para calmar esos temores y sustituir la ciencia ficción con la ciencia es con el conocimiento. Se ha estudiado con detalle estos cuerpos celestes impresionantes y la comunidad científica seria ha avanzado mucho en el conocimiento de los asteroides. Se han lanzado distintas sondas de la NASA a asteroides, que nos han dado una gran cantidad de información sobre su composición y su comportamiento.

En este momento sabemos que la mayoría de los asteroides que recibimos vienen de un cinturón de asteroides que hay entre Marte y Júpiter. Y desde allí han llegado los asteriodes más voluminosos e importantes a nuestro planeta. Los científicos han adquirido importantes conocimientos sobre la composición de los asteroides y los separaron en clases como la clase S, que viene de la parte del cinturón que está más cerca a Marte, les clases de C, D y V, que se clasifican por la composición y una clase denominada} “Centauros” cuyos patrones de movimiento les llevan más cerca de Júpiter y Urano.

Algunas de las sondas, que han sido lanzadas cerca de estos asteroides, han realizado algunos estudios muy asombrosos. En 1994 la sonda Galileo se metió adentro del asteroide Ida 1000 km de profundidad, y descubrió que este asteroide tenía efectivamente su propio satelite.

Otras sondas han descargado impactos en asteroides e incluso aterrizado en alguno de ellos para darnos algunos datos científicos impresionantes. Hay mucho que conocer sobre los asteroides, en nuestro apego por la astronomía y el conocimiento haciendo que nuestro disfrute de verlos en el cosmos sea aún más emocionante.

Algunos asteroides, sin embargo, tienen órbitas que van más allá de Saturno, otros se acercan más al Sol que la Tierra. Algunos han chocado contra nuestro planeta. Cuando entran en la atmosfera, se encienden y se transforman en meteoritos.

A los asteroides también se les llama planetas menores. El más grande es Ceres, con 1.000 Km. de diámetro. Después, Vesta y Pallas, con 525. Se han encontrado 16 que superan los 240 Km., y muchos pequeños. Ida, el de la foto lateral, tiene unos 115 Km. de punta a punta y Gaspra, abajo, no llega a los 35.

Las naves que han navegado a través del cinturón de asteroides han demostrado que está prácticamente vacío y que las distancias que separan los unos de los otros son enormes.

Los asteroides del cinturón se formaron, según una teoría, a partir de la destrucción de un planeta, un pequeño planeta. Habría que juntar 2.500 veces los asteroides conocidos para tener la masa de la Tierra.

Según otra teoría, un grupo de unos 50 asteroides se formaron con el resto del Sistema Solar. Después, las colisiones los han ido fragmentando.

Dentro del cinturón hay lagunas, zonas donde no gira ningún asteroide, a causa de la influencia de Júpiter, el planeta gigante más cercano.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.