Platos a la carta, la magia del catering en eventos

Publicado el 26 October 2011
Archivado en Ocio | Comments Off on Platos a la carta, la magia del catering en eventos

En este país, los ciudadanos saben apreciar la buena mesa. La gente está en sintonía con su gastronomía a la que consideran parte de su cultura y hasta de su identidad. Con esta predisposición, todos desean que la aceptación de un evento social venga acompañada de una buena comida.

 

Las empresas que se dedican a organizar eventos como despedidas de soltera originales, fiestas de cumpleaños, fiestas de amigos, celebraciones especiales, etc. de forma profesional y cuidada aprovechan, a su vez, la experiencia de otros profesionales para dar solución a los problemas y requerimientos que se plantean en la organización de los eventos en los que se sirven comidas. Uno de los medios más socorridos para gestionar la comida en los actos es el empleo del catering.

 

El catering no es otra cosa que la distribución con su servicio de comida elaborada para colectividades de acuerdo con unos menús, o unas dosificaciones pactadas de antemano.

 

El catering es un modelo de servicio de comidas que resulta enormemente flexible, porque apenas requiere infraestructura en el lugar en el que se va a disponer la comida, porque puede ponerla la propia empresa de eventos.

 

Y, por si fuera poco, la empresa puede adaptarse a todos los requerimientos que pudiera plantear el cliente, desde menús muy específicos a presentaciones originales, en entornos singulares y bajo unos horarios totalmente libres. Algo que, para quienes organizan el evento, no deja de ser una inmejorable ventaja.

 

Cuando el ciudadano medio se refiere al catering, quiere decir un servicio de catering en eventos en los que la comida se sirve con el personal que atiende mesas de comedor. Sin embargo, hay una segunda opción que pocos suponen, el catering como autoservicio buffet, más económico para los clientes que contratan el servicio completo del evento con comida.

 

La comida se puede preparar en el hotel o en el restaurante y trasladarlos, o confeccionarla en el mismo lugar del acto, llevar los alimentos o dar sólo el último toque en el lugar en el que se van a servir.

 

En algunos casos, los salones de fiestas o los hoteles y las empresas están incluidas en el servicio de comidas, porque la gestión de ese espacio físico forma parte de su actividad principal.  Así, se puede contratar una comida en un marco my concreto.

 

En algunos casos, los hoteles, los salones de fiestas y las empresas de hostelería tienen concertado sus servicios con una empresa que organiza los eventos en exclusiva. En otras circunstancias, las mismas empresas elaboran y llevan los alimentos al lugar que necesite el cliente. Este servicio puede suponer la contratación de la comida, la bebida, los servicios de mantelería y cubiertos especiales, los profesionales de la cocina, los camareros y hasta el personal que, tras el evento, serán los encargados de la limpieza.

 

El catering puede incluir el empleo de un cocinero y sus ayudantes y los respectivos camareros, sí; o no, porque los clientes hayan decidido que sólo necesitan la comida para su evento y que serán ellos los encargados de administrarla y repartirla a su aire.

 

Si bien, el personal de la empresa de eventos no es responsable de la preparación de los alimentos, sí contribuyen a configurar el escenario, el comedor, como parte integrante del evento. En eso, puede estar la diferencia. Hablamos de banquetes, de bodas, pero también de conferencias y de convenciones.

 

Las empresas de eventos también proporcionan servicios de catering temáticos, bien porque saben hacerlos atractivos de una forma determinada, porque son especialistas en comidas locales o por su fama, tan simple como eso.

 

Es normal que, con estos mimbres, el catering sea la fórmula más popular para acompañar las reuniones en las que se sirve comida en la presentación de espectáculos, en muchas exposiciones de arte, en las políticas, en las sociales, en las deportivas y en las que concitan el interés de los medios de comunicación.

 

Un buen proveedor de catering tendrá en cuenta la composición de los menús, para personas mayores con problemas de masticación, para niños, para personas que son vegetarianas o aún más específico, basado sólo en platos nacionales o regionales.

 

Y es que el catering puede sólo ser una parte de la experiencia de comer en grupo. Una empresa de eventos puede aportar su creatividad, combinar mesas y sillas de forma que quede espacio suficiente para aprovechar el lugar sobrante para otros usos complementarios, que darán relieve al acto, como la creación de una pista de baile ocasional, con sus músicos o su sistema de sonido bien dispuesto en el lugar menos visible. Todo queda en imaginar.

 

La tendencia en el catering, como en todo, es ir con las modas de cada momento, pero la verdadera tendencia es la de siempre proporcionar a los clientes la satisfacción por haber creado un ambiente en el que la comida se convirtió en el hilo conductor que acerca lo mejor de las relaciones humanas.

 

Acerca del autor:

Centralfiestas, lleva desde 1998 organizando despedidas, fiestas y eventos en Madrid y resto de España. Más de 14 años de experiencia avalan sus resultados.

Para más información sobre el autor: www.centralfiestas.com

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.