Lo difícil de ser mimo

Publicado el 22 August 2011
Archivado en Fiestas | Comments Off on Lo difícil de ser mimo

Tengo una predilección exagerada por los espectáculos de los mimos, sobrios, elegantes, divertidos, exactos, el humorista perfecto para esos momentos donde solo queremos ver talento puro, y estar inmersos en sus movimientos. Recuerdo que de pequeño era de lujo ir los domingos con mi abuela a la plaza y antes de irnos a casa ver un hombre común y corriente, como hacia una transformación a un artista callejero poco a poco iba convirtiéndose en la estrella urbana de momento con su disfraz de mimo y va convirtiéndose en alguien diferente que solo estaba presto a brindar lo mejor de sí en un espectáculo digno de aplausos interminable y un buen sonido metálico de monedas al caer cual cascada en un sombrero de paño que el ofrecía después de casa show, sinceramente era muy feliz, Creo que ser consecuente con mis actos y con mis recuerdos que no hay circos sin payasos, pero tampoco hay calles con atardeceres grises con gente expectante al ver a un inteligente mimo embrujando y encandilando con sus actos a los demás, si estás leyendo este articulo y quieres saber más, te detallo que el mimo viene desde tiempos remotos, ser mimo es llevar el arte en las venas, el payaso de circo te hace reír y llorar, el mimo también lo hace, pero a la vez te llena de magia y afecta tus sentidos en mil formas, los mimos son silenciosos solo habla su lenguaje corporal y todo los que nos quiera mostrar en acciones con ese sentido y esa invisible manera de ser, solo el nos puede encandilar como lo hacía en tiempo de los griegos o los romanos, pero los mejores desde siempre a mi parecer se encontraban en Francia ( este es mi más humilde opinión, y no deseo discrepar ni mucho menos molestar), tal es el caso del genial y mítico Marcel Marceau uno de los más grandes en su género.

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.