Programas preventivos en drogodependencias

Publicado el 10 April 2011
Archivado en Cursos, Educación, Formacion | Comments Off on Programas preventivos en drogodependencias

Cada modelo preventivo plantea de manera diferente el fenómeno del uso y abuso de drogas, por lo que la intervención será distinta para cada caso. En síntesis, los tres prototipos son:

a) Modelo basado en la información:

Proporcionan información sobre los efectos y consecuencias del uso de drogas al destinatario, que la recibe de forma casi pasiva y puede no ser capaz de asimilarla.

Los programas basados exclusivamente en la información se han demostrado como ineficaces.

b) Modelo basado en los valores y toma de decisiones:

Pretende mejorar la autoestima del individuo y que sea capaz de tomar determinaciones apropiadas en función de sus valores, actitudes y prioridades, sin dejarse influenciar por modas, presiones y estereotipos.

c) Modelo basado en la competencia social:

Trata de enseñar a manejar las presiones, a saber comunicarse, a ser críticos… aumentando la capacidad para asumir responsabilidades. Es éste un modelo que se ha demostrado eficaz.

En el diseño de los programas de prevención habrá que considerar algunos factores importantes:

1. Empleo de las técnicas de modificación de la conducta, reforzamiento positivo, modelado, etc.

2. Consideración de la etapa evolutiva en la que se encuentra el grupo, para que la metodología, el lenguaje, el enfoque, etc. sean comprensibles a esas edades.

3. Comprensión por las influencias paternas/maternas, ya que el adolescente no suele juzgar negativamente lo que hacen a diario sus progenitores (fumar, beber).

4. Influencia del grupo social, por las presiones que se sufren sin que sea obligatorio adoptar los hábitos comunes entre compañeros.

5. Los medios de comunicación ejercen un fuerte poder en los jóvenes (estereotipos, publicidad). Se pueden usar como ejemplo positivo o negativo, dependiendo del mensaje que transmitan.

6. La escuela es una institución donde padres, maestros y alumnos pueden participar de programas amplios de educación para la salud.

7. Mantenimiento de los efectos del programa, con técnicas específicas de refuerzo y autorrefuerzo de aquellas conductas adecuadas.

8. Planificación de la intervención, conociendo dónde, cuándo y cómo actuar para una mayor eficacia del programa.

En el diseño del programa preventivo también habrán de tenerse presentes las circunstancias que influyen en la repercusión del programa (Best, Santi, Thomson, Smith y Brown, 1988):

1. El contenido del programa. Las actividades que se creen tendrán un efecto sobre la futura conducta de uso o no de sustancias por parte de los destinatarios.

2. Los participantes.Dependiendo de la población destinataria, el programa tendrá una u otra efectividad.

3. Aplicadores. El personal que aplique el programa debe estar preparado para ello, pero también debe ser el más indicado: profesores, psicólogos, compañeros de barrio, etc.

4. Contexto en el que se aplica el programa. La efectividad también variará dependiendo de si es un medio urbano o rural, escolar o de barrio, etc.

5. La calidad de la aplicaciónaumentará si el personal está especializado.

6. El contexto cultural de implantación del programa puede ser variable (escuela, comunidad…), por lo que la eficacia del mismo también será diferente.

Mas informacion

Share

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.